Depende del lugar y del momento

Quizás has pensado que alguien más o tú eres obsesivo y que ese comportamiento es malo porque te puede desencadenar algunas respuestas negativas. Si alguna vez has tomado esto como cierto, o si lo estás haciendo hoy, te estarías negando la posibilidad de ver otras alternativas de percepción.

Con esto, es como si pensaras que las cosas ya están dadas así, que es la única manera de percibir la vida y que no hay forma alguna de cambiarlas. Pues esto es totalmente falso. Afortunadamente, hay otras perspectivas que te llevan a sacar mayor provecho de tu esencia.

Sigamos con el ejemplo de ser obsesivo y analicemos si es verdad que en todos los contextos es malo. ¿Habrá alguno en donde sirva tener ese comportamiento? Por ejemplo, si alguien es obsesivo con el orden, hasta tal punto en que no permite que sus nietos corran por la casa, podría perderse de una experiencia linda. Pero, ¿qué pasaría si esa misma persona también fuera obsesiva para ser feliz? ¿Para cumplir sus sueños? ¿O para ser apasionada? ¡El escenario es otro!

¿Alguna vez te has dicho que eres olvidadizo o que tienes mala memoria? Haz un alto en camino para observarte y piensa en qué contexto esto sería provechoso o te generaría un mayor bienestar. ¿Qué tan útil es ser olvidadizo para pasar la página luego de haber discutido con alguien? ¡Te permitiría liberarte de ataduras rápidamente!

Veamos un ejemplo más. A muchos niños les dicen que son mentirosos, etiquetando su comportamiento y tomando esto como una realidad en su vida. Ahora te pregunto: ¿qué cosas tienen en común un niño mentiroso y un escritor de ficción? ¡Mucha creatividad! Entonces, ¿qué pasaría si te enfocas en la creatividad para potenciarla como una fortaleza en el niño? ¿Ves los beneficios de esta nueva perspectiva?

Así que ya sabes que antes de juzgarte a ti mismo o a otra persona, es importante que te observes con los ojos del corazón. De esta manera ves todo desde una perspectiva más amorosa, ampliando tu visión del mundo. Desde esta posición, fácilmente puedes indagar en qué contextos ese comportamiento sería adecuado para potenciarlo como una fortaleza.

En la vida nada es bueno ni malo, solo es cuestión de saber dónde y cuándo ejecutamos ciertos comportamientos. Recuerda que la transformación de tu vida empieza pensando, sintiendo y percibiendo  de una forma diferente.

Rocío Suárez

Más blogs de Rocío Suárez

Lo similar se atrae

¡Acepta tu verdadera esencia!

¡Quítate la venda de tus ojos!

Decide responsablemente

Para morir solo tengo que vivir

A aprovechar la energia

¿Qué nace en esta navidad?

Para morir solo tengo que vivir

Pensé “ya tengo casa” pero no se hizo realidad…

“¡Es que me toca ir...!”

La gratitud como filosofía de vida consciente

¡Enfócate en lo que quieres!

¿Maximizar? ¿Minimizar?

Programa desde lo positivo

Enfocar para percibir

Del miedo al amor

No entiendo pero sí comprendo

Comprometerse para actuar

¿En dónde está la congruencia?

¡A empoderarse!

Elegir ver la luz

Actuar para potencializar

Creando la realidad

El cuerpo también llora

¡Tú decides si es bueno!

Sufrir es opcional

¡Rompe las cadenas!

Hacia la conciencia y la responsabilidad

Sentir es tu decisión