¡Eres una maravilla de mujer!

Actualmente, el papel de la mujer es determinante en nuestra sociedad. Hemos asumido roles maravillosos en el contexto laboral y profesional, sin dejar a un lado la responsabilidad amorosa de ser parejas y madres. Esa capacidad creadora, ejemplificada por el hada azul en Pinocho, tiene la fuerza, el amor y el poder de dar vida. Por eso, curiosamente, se trata de una hada y no de un “hado”.

A medida que pasa el tiempo, cumplir con todas esas expectativas y tareas se ha vuelto, en algunos casos, una tarea titánica. Salimos al trabajo y atendemos esposo, hijos, casa y mascota. Siempre pendientes de los cumpleaños, fechas importantes y acontecimientos significativos en la familia. Estudiamos, vamos al gimnasio y trabajamos. Generamos paz emocional en nuestros roles como esposas, madres, hermanas e hijas... ¡y esta lista es infinita!

De hecho, muchas veces se vive el síndrome de "La Mujer Maravilla", que cada vez está más de moda. Vivimos con la necesidad de hacer muchas cosas y sentirnos bien respondiendo ante todo. Y muchas veces ni siquiera nos tomamos el tiempo preguntarnos si con esto somos felices.

Hay mujeres que, con el tiempo, se sienten agotadas por las largas jornadas de actividad, responsabilidades excesivas y pocas horas de sueño. Así que eso que en un principio fue un propósito muy loable, termina convirtiéndose en una carga muy pesada.

A mí me pasó. Estaba hablando con mi bioenergético, el Doctor Mario Perilla, y le decía que quería ser "La Mujer Maravilla", trabajando todos los frentes y que me sentía cansada. Su respuesta me puso a reflexionar. Me dijo: “Ten en cuenta que quizás no seas "La Mujer Maravilla", pero sí eres una "Maravilla de Mujer".

¿Te imaginas tener la concepción de que para tu propósito de amor seas una "Maravilla de Mujer"? ¿Cómo cambia la percepción? ¿Qué tanto más feliz y libre te sentirías de saber que todo lo haces con tanto amor y entrega que puedes confiar que logras el mejor resultado posible?  Recuerda que la transformación de tu vida empieza pensando, sintiendo y percibiendo  de una forma diferente. ¡¡¡Feliz día de la mujer!!!

Rocío Suárez

Más blogs de Rocío Suárez

Depende del lugar y del momento

Lo similar se atrae

¡Acepta tu verdadera esencia!

¡Quítate la venda de tus ojos!

Decide responsablemente

Para morir solo tengo que vivir

A aprovechar la energia

¿Qué nace en esta navidad?

Para morir solo tengo que vivir

Pensé “ya tengo casa” pero no se hizo realidad…

“¡Es que me toca ir...!”

La gratitud como filosofía de vida consciente

¡Enfócate en lo que quieres!

¿Maximizar? ¿Minimizar?

Programa desde lo positivo

Enfocar para percibir

Del miedo al amor

No entiendo pero sí comprendo

Comprometerse para actuar

¿En dónde está la congruencia?

¡A empoderarse!

Elegir ver la luz

Actuar para potencializar

Creando la realidad

El cuerpo también llora

¡Tú decides si es bueno!

Sufrir es opcional

¡Rompe las cadenas!

Hacia la conciencia y la responsabilidad

Sentir es tu decisión